Desde que fue formada, La Ciénega Teatro —compañía fundada en Zacatecas hace casi 18 años, en el 2002— tiene entre sus objetivos crear público en el estado, por lo cual ha trabajado en los distintos municipios con obras de su autoría.

Agrupando a profesionales de las diferentes disciplinas teatrales (escenografía, vestuario, iluminación, actuación y dirección), surgió tras la desintegración del Taller de Autoproducción Teatral y trabaja para descentralizar esta expresión artística en la entidad asegura en entrevista su productor, Noé Germán Rendón Jara.

Su inquietante actividad escénica cosechó el éxito entre el público infantil con la obra El baúl, la cual emplea un nuevo lenguaje teatral: el uso de muñecos híbridos que en parte son el cuerpo del actor.

El constante trabajo de la compañía ha permitido al director y dramaturgo Iván Guardado y a Noé Rendón presentarse fuera del estado e, incluso, en el extranjero.

«Trabajamos para descentralizar el teatro, por lo cual diseñamos nuestros espectáculos para espacios alternativos. Construimos nuestro lenguaje con dramaturgia de autoría propia y nos vincularnos con instituciones culturales para desarrollar nuestros proyectos», asegura.

* Conformada por profesionales de diferentes disciplinas escénicas, trabaja para descentralizar el teatro en la entidad.

Con ambos profesionales manteniéndose al frente de la compañía hasta la fecha, a ella pueden integrarse entre dos y seis personas más, dependiendo de la obra: los elencos son rotativos porque en Zacatecas resulta un tanto difícil sostener una temporada de teatro con muchas funciones durante poco tiempo.

«Nuestro repertorio tiene varias obras circulando, y dependiendo de ellas, podemos tener desde dos hasta seis integrantes», explica el entrevistado.

Pese a que Zacatecas es una ciudad pequeña, reconoce su gran turismo, por lo que representa una buena oportunidad para presentarse. Además, considera que la compañía desarrolla su labor en 58 municipios, convirtiendo en su principal fuente de trabajo el desafío de públicos que difícilmente se enfrentan al hecho escénico.

Por esa misma razón, los formatos pequeños de todas sus producciones les permiten moverse por espacios no convencionales: «Creemos que así promovemos la formación de público», apunta.

En su recorrido por los distintos municipios zacatecanos, La Ciénega ha comenzado a sumar obras con temática social a su repertorio: por ejemplo, sobre la violencia de género o en el noviazgo.

Finalmente, el productor comenta que participaron en la Muestra Estatal de Teatro con el montaje Sebo, estrenado el año pasado en el Festival de Teatro de Calle.

Es una adaptación del cuento Bola de sebo de Guy de Maupassant —uno de los fundadores del relato breve moderno—, el cual habla sobre la Revolución francesa y es protagonizado por una prostituta enfrentada con la doble moral que se acrecienta durante la guerra franco-prusiana, explica.

Galería